PADRE DE 6 HIJOS PEQUEÑOS ESTÁ DESESPERADO Y PIDE AYUDA A LA COMUNIDAD

0
1705

Necesita leche, azúcar y ropa. Los pequeños tiene 9,7,5,4,2 y 1 año y tres meses.

Un padre de 6 hijos cría solo a sus hijos, porque su mujer los abandonó. Está desesperado y pide ayuda a la comunidad. Necesita leche, azúcar y comestibles, además de ropas para los pequeños, porque ni el frío ni el hambre reconocen condición social ni mucho menos tienen piedad con quienes están más desprotegido y vulnerables. Como si esto fuera poco, a este desesperado padre que vive en un terreno prestado en el barrio Coelho, ahora lo intimaron para que desaloje el lugar.
Sobre la situación por la que está atravesando junto a sus pequeños hijos, Bernabé Gabriel Aguirre, que “lo mío es desesperante, yo ya no sé qué hacer, ya no tengo para darle de comer a mis hijos, no tengo leche y ellos me piden. No sé qué darles porque no tengo”, reconoció el desesperado padre, quien en ese mismo tono agregó: “fue a mi casa una muchacha para hacerme una nota y pedir un subsidio, ella escribió en un papel, la hizo a la nota y la entregó, pero nunca hasta ahora tuve novedad del subsidio que me pidió esa señora”.
“Ahora estoy necesitando leche, azúcar que es lo que más necesito. Me prometieron que me iban a traer un lavarropas y un secarropas que es yo que más necesito para lavar la ropa a los nenes”, acotó saliendo de Tribunales, donde acudió con todos sus hijos para reclamar porque le piden el desalojo del terreno donde levantó su precaria vivienda. “El dueño, que es de apellido Beriso, me mandó una notificación para que desaloje el lugar que me dieron los vecinos en el barrio para vivir. Yo no entiendo nada, porque hay gente en el mismo terreno que está viviendo desde hace muchos años pero me quieren sacar a mí”, aseguró Aguirre.
Relató que “vivíamos en Concordia, nos fuimos para Estación Yuquerí y la madre me dejó. No puedo trabajar porque tengo que cuidarlos, pero gracias a Dios me la rebusco y trato de que no les falte nada. Los mando a la escuela a los cuatro, los tengo limpios bien bañados y cambiados y los más chiquitos se quedan conmigo”, describió.
En sintonía con sus desesperados pedidos a la comunidad volvió a insistir: “Yo necesito por favor que me ayuden con leche y con azúcar para darle a mis hijos porque no tengo y ellos lloran cuando tienen hambre. Yo vivo en el barrio Coelho, ahí me van a encontrar si alguien quiere colaborar conmigo, por favor pido ayuda a la comunidad”, insistió con lágrimas en los ojos abrazando fuertemente a sus pequeños.

Fuente Diario El Sol

Comentários no Facebook